UE busca eliminar barreras no arancelarias con México

Tras presentar avances importantes en las negociaciones entre México y la Unión Europea (UE), las próximas rondas para la actualización del tratado de libre comercio se centrarán en la eliminación de las barreras no arancelarias, según la Encargada de Negocios de la Unión Europea en México, Imma Roca i Cortés.

En el caso de esta protección de productos, la Unión Europea ha extendido una lista de poco más de 300 productos, más que nada alimentos y vinos.

La actual modernización del Tratado de Libre Comercio entre la Unión Europea y México (TLCUEM), una herramienta comercial vigente desde el año 2000, comenzó en junio del año pasado y pretenden cerrar con seis rondas en diciembre o enero próximos. También incluirá temas que anteriormente no se tocaron como las telecomunicaciones y el sector energético.

“(Hasta la cuarta ronda) hay grandes avances en la parte político-cooperación, en la parte comercial, todavía quedan los aspectos transversales que van a afectar a los diferentes capítulos de la negociación: preámbulos, temas de derechos humanos, la cláusula democrática, la institucionalidad, qué tipo de órganos van a gestionar la implementación de este acuerdo”, señaló.

Imma Roca destacó que en la modernización del TLCUEM se busca ampliar los productos que anteriormente estaban impedidos de comerciarse, tal es el caso de animales vivos, carnes, cereales, lácteos, huevos, papas, frijoles, plátanos, manzanas, café, grasas animales, aceite de palma, girasol y coco, carnes frías, carnes frías, conservas de carne, azúcar y sus derivados, conservas de atún, cocoa, preparaciones de cereal , galletas, conservas de jitomate, papas, duraznos, jamón, jugo de uva, ron, preparaciones de comida para pescado y cigarros.

Al finalizar el período transitorio de 10 años, es decir, en 2010, 62% del comercio agrícola entre la UE y México se encontraba completamente liberalizado. Esto incluye vinos, bebidas alcohólicas y aceite de oliva, para las exportaciones de la UE; mientras que México, por otra parte, obtuvo la eliminación de aranceles sobre exportaciones como frutas y verduras tropicales.

Aunado a esto, la UE brindó condiciones de acceso preferencial a través de la apertura de contingentes preferenciales para productos agrícolas (de granja) que son importantes para México, como el concentrado de jugo de naranja, los aguacates, la miel de abeja y flor cortada.

En lo relacionado con bienes industriales, todos los productos cuentan con acceso preferencial a ambos mercados.

Al contrario de lo que sucede con la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), la modernización del TLCUEM es totalmente transparente para que los interesados puedan “fiscalizar” lo negociado.

http://bit.ly/2xkzyJQ